La glamorosa vida publicitaria

Tenía 2 opciones: Ser asesino serial o ser creativo.